Dr. Francisco Pardo

Rinoplastias

Rinoplastia

La rinoplastia o cirugía de nariz es una cirugía que tiene por finalidad conseguir una mejoría estética en la paciente que padece alguna dismorfia. Esta dismorfia puede ser real o imaginaria(subjetiva), de tal forma que el paciente se acerca al cirujano en busca de su objetivo. El cirujano en base a sus estudios personales, tomando en consideración los estudios previos de múltiples colegas y usando aspectos considerados ideales desde el punto de vista estético, dentro de esto relaciones anatómicas entre unos y otros y por otro lado ángulos, formas y tamaños, todo esto en consideración y aterrizando este conocimiento en el paciente en particular se puede planificar una cirugía. Esta cirugia de nariz en forma particular mas que cualquier otra cirugía estética es dependiente no solo de las habilidades quirúrgicas del cirujano y de los cuidados post-operatorios que lleva a cabo el paciente si no que aquí también participa el organismo en mayor o menor medida. Para abundar en claridad podemos tener un cirujano con gran habilidad y experiencia en la rinoplastia, por otro lado un paciente ideal desde el punto de vista de los cuidados post-operatorios y por tanto esperar un resultado fantástico y este puede que no llegue a ser tal, producto de una reacción orgánica de cicatrización exagerada, esto ocurre en un porcentaje bajo pero hay que tener claro que existe, es por ello que ningún cirujano que opere nariz puede decir que todas sus narices operadas son perfectas, si así lo dice, es por que ha operado poco y por tanto no tiene la casuística suficiente para haber visto esto.

La nariz masculina evidentemente es diferente a la nariz femenina, esta ultima es mas fina, menos voluminosa, mas respingada. En cambio la nariz masculina en general es mas grande, mas recta.

En general la gran mayoría de las veces la rinoplastias se solucionan con tejido de la misma nariz, es decir la materia prima que esta en la nariz y con la sutura que se utiliza para llevar a cabo la cirugía, pero en algunos casos la rinoplastia requiere el apoyo de tejidos de otros lugares del paciente, habitualmente el pabellón auricular (oreja) que es el dador de materia prima para la nariz.

Si una cirugia de nariz por algún motivo no fue lo esperado, se requerirá una segunda intervención, la cual no se puede realizar antes de un año, el cirujano que no lleve a cabo este consejo se arrepentirá de ello, la razón es muy sencilla, se produce un proceso inflamatorio que dura a lo menos un año y modifica los tejidos incrementando la dureza e irrigación del territorio, lo cual dificulta mucho la intervención quirúrgica.

Rinoplastia

Los cuidados post-operatorios de la Rinoplastía: Se pueden dividir en inmediatos, mediatos y tardíos: Cuidados post-operatorios inmediatos: los considero a los 2 a 3 primeros días y también a la primera semana. Los 2 a 3 primeros días post-operado son los siguientes: reposo en cama en 45 grados es decir semi sentado, sin hacer fuerza en ninguna de sus variedades, sin fumar, sin tomar alcohol. El resto de la semana continua los cuidados pero el reposo puede ser no necesariamente acostado en cama y ya puede dormir con una sola almohada. Al finalizar la primera semana se retira el yeso y se deja con tela adhesiva. Esta última yo la uso por dos semanas. Estas dos últimas semanas el paciente ya puede hacer una vida un poco mas normal, es decir puede trabajar si su trabajo es sedentario siempre y cuando esté con su tela adhesiva puesta en su nariz . Yo retiro los puntos al mes operado, que en general es la última vez que veo a los pacientes por que estos casi nunca vienen a los controles de los 3 meses.

Las características particulares de mi intervención son las siguientes: Realizo la intervención de Rinoplastia en un tiempo corto con respecto a la gran mayoría de mis colegas, de hecho las rinoplastias con la técnica cerrada demoro entre 30 a 40 minutos, una vez anestesiado y puesto los campos quirúrgicos. Mis colegas con frecuencia demoran entre 2 a 4 horas esta misma intervención. Esto tiene el beneficio entre otras de un menos tiempo anestésico que no es inocuo, sobre todo con pacientes de mas edad. Segundo mis pacientes operados de Rinoplastía casi no hacen equimosis (moretones) y de hacerlos son muy pequeños, esto favorece la intervención tanto del punto de vista de la comodidad del paciente como de la evolución en resultados ya que hay menos materia inflamatoria en el tejido y por tanto es menos probable la dismorfia post-operatoria. Tres, no utilizo tapones en las Rinoplastías salvo raras excepciones en lo cual se hace imprescindible. Asi el paciente no tiene la molestia para respirar una vez operado. Cuarto, producto de la técnica los pacientes no refieren dolor post-operatorio. Quinto y mas importante de todo es el resultado estético de mis Rinoplastías mas bien natural y bello.